TORNEO PALOMAREJOS 15.09.2019

Comenzó el XXIII Circuito Puerta del Sol, con el primer torneo el pasado 15 de septiembre, domingo, en el campo de Golf de Palomarejos.

Las recientes y copiosas lluvias del fenómeno meteorológico en el sudeste español conocido como “gota fría” al que se ha denominado con el acrónimo de DANA, y que al parecer se desplazaba al interior peninsular, hizo a todos los socios albergar alguna duda sobre la conveniencia de realizar el torneo. Sin embargo, los pronósticos del día anterior colocaban nubes y sol alternativamente, pero con escasa posibilidad de lluvia. Al final fue una cuestión de fe y también de responsabilidad con la organización, acudiendo la gran mayoría de los inscritos por lo que no hubo más que algunas bajas sin importancia en la participación del evento.

Esa fe, nos premió con un gran día de golf, donde la ausencia de lluvias fue absoluta, con el mayor tiempo de las cuatro horas y media de juego expuestos al sol, lo que hizo que todos los partidos acabasen en un tiempo óptimo la ronda.

El campo estaba en buenas condiciones en general, salvo algunas calles que por la lluvia del día anterior presentaban espacios de agua accidental. Greenes en buen estado y bunkers razonablemente bien.

Ganó en primera categoría Joaquín Sáez seguido de Alberto Castor. La segunda categoría fue coronada por Carlos Moraleda que fue el único jugador que bajó hándicap y segundo Manuel Maldonado. La clasificación de damas fue encabezada por Ana Isabel Martínez Catalán, segunda Agustina Olarra, y tercera Belén Sacristán.

Se anunció previamente que para un mejor equilibrio cuantitativo de las categorías 1ª y 2ª de caballeros, se subió a 20 el límite de hp. de la 1ª categoría, y la 2ª comenzaba a partir de 20,1. El tiempo, el implacable, se encarga de subir décimas los Hp, globales de todo el club. De ahí la modificación que continuará durante este Circuito.

Al final del partido un nutrido grupo de socios en el hoyo 19, con una buena cerveza puso seguir en televisión con alegría y alborozo la evolución de la selección española de baloncesto en la final del Campeonato del Mundo.

La comida, servida en un salón decorado con buen gusto y cerrado en exclusiva para nosotros, estuvo razonablemente bien según los comentarios de las mesas. Después de la entrega de premios, y de los sorteos, donde hubo unos vinos que el socio Carlos Sánchez aportó para el mismo, y donde el jamón se tocó al Rafael Parrilla, retornamos a Madrid, satisfechos por haber tenido el premio de la fe y la confianza en la labor de la Junta Directiva. Y en la suerte, claro.

Juan M. Redondo